Juntos, ¿somos más fuertes?

La delegación mexicana firmo en Lima la mejor actuación en la historia de los Panamericanos al obtener 136 medallas, de las cuales fueron 37 de oro, 36 de plata y 63 de bronce. Grandes historias fueron escritas a lo largo de la justa y se debe destacar la actuación de los deportistas, quienes a pesar de la falta de apoyo por parte del gobierno respondieron con grandes actuaciones.

Raquetbol y frontón fueron los deportes en los cuales se obtuvieron la mayor cantidad de medallas de oro con seis cada una mientras que en atletismo y clavados se ganaron cuatro medallas de plata respectivamente y el Canotaje fue el que otorgo la mayor cantidad de bronces para México. Los atletas aseguraron 11 plazas olímpica.

Paola Longoria ratifica su dominio en el raquetbol al llegar a 9 medallas de oro de 9 posibles a lo largo de su participación en la justa Panamericana convirtiéndose así en la mexicana con más preseas doradas. Lamentablemente para México este deporte no es considerado olímpico.

Cabe destacar que a pesar de historia que firmo la delegación mexicana los deportes de conjunto fueron de los puntos más débiles de los aztecas. Los equipos aztecas que destacaron fueron los de softball, natación artística, gimnasia rítmica, y futbol varonil. Ni siquiera tuvimos equipo femenil en el basketball, volleyball de sala ni equipo de baseball en ambas ramas. Los equipos parecían tener buenos elementos y dar buenos sets/tiempos pero al final se veía doblegados por el equipo rival… En contraste que Argentina encontró fortaleza en el trabajo en conjunto al ser campeones en volleyball de sala varonil, basketball varonil, canotaje varonil, futbol varonil , handball varonil, hockey sobre césped en ambas ramas, remo, rugby varonil y softball varonil. Es aquí donde me pregunto que sucede con el deporte mexicano que no nos permitimos trabajar en equipo para alcanzar nuestras metas, ¿acaso somos tan individualistas que queremos brillar de manera individual sin importar el resultado colectivo? ¿Qué está haciendo Argentina para tener equipos tan sólidos?

Lima 2019 quedará grabada en la historia del deporte mexicano sin duda alguna. Personalmente después de disfrutar de estos Juegos me queda un sabor agridulce por todos los 4tos lugares que obtuvimos, porque estoy segura de que los resultados pudieron ser aun mejores. En muchas ocasiones llevamos la delantera pero en la última vuelta, los últimos metros no terminamos por dar ese último jalón que representa el subirte al podium o ser un espectador más.

Contra todo México llega a Lima para disputar los Juegos Panamericanos

Los Juegos Panamericanos se encuentran a la vuelta de la esquina y la delegación mexicana a llegado en pequeños contingentes a tierra andinas con el fin de lograr la mayor cantidad de las preseas doradas.

En Lima 63 disciplinas verán acción, de las cuales 23 son clasificatorias para Tokyo 2020. Recordando que será el debut del surf, paleta frontón, físicoculturismo y skateboarding.

La delegación mexicana no ha tenido un camino fácil ya que diversos deportes sufrieron de lesiones, polémicas y principalmente falta de apoyo por parte del gobierno.

El caso más conocido es la controversia por parte de la Federación Mexicana de Natación. La cual realizo un “control” con el fin de seleccionar a los atletas que representarán a México en el Mundial de la FINA y en los Juegos Panamericanos y todo esto a puerta cerrada. Al darse a conocer a los seleccionados comenzaron a surgir las dudas con respecto a dicho selectivo. Clavadistas olímpicos y mundialistas como Rommel Pacheco y Jahir Ocampo quedaron fuera de la justa panamericana, la decisión causa aún más polémica después de que Rommel Pacheco se adjudicara una medalla de plata en la trampolín de un metro y consiguiese plaza olímpica en el trampolín de tres metros. A su regreso Pacheco pidió un selectivo limpio y justo a puerta abierta para definir los atletas para Tokyo 2020.

La Federación Mexicana de Gimnasia también se vio envuelta en escándalos después de que la medallista mundial Alexa Moreno no fuese seleccionada para competir en Perú. Cabe destacar que en Lima no se otorgarán plazas para la justa olímpica en dicha disciplina. Sin embargo el proceso selectivo para ser el causante de que diversas gimnastas se bajaran del barco después de presentar lesiones como Nicole Castillo quien sufrió una lesión en el entrenamiento por lo cual causa baja del equipo mexicano.

El equipo de futbol no fue la excepción, jugadores seleccionados no podrán asistir al torneo debido a que este se empalma con la competición local y al no ser fecha FIFA los equipos tienen el derecho a no prestar a sus jugadores. Sebastian Jurado quién sobresalió la temporada pasada con el Veracruz no asistirá debido a que su equipo está en la pelea por el no descenso.

El escándalo de la esgrimista Paola Pliego sacó a luz los malos manejos que existen tanto en el Comité Olímpico Mexicano como en las diversas federaciones, en este caso la Federación de Esgrima. Paola decidió naturalizarse uzbeca después de la negativa por parte de las autoridades mexicanas. Pliego sufrió de un falso positivo en la prueba de antidoping realizada por el Comité Olímpico Mexicano días antes de Rio 2016, por lo cual, causo baja por una falla del laboratorio mexicano.

Además de todo esto, lo que ha golpeado más a los deportistas ha sido la falta de apoyo económico por parte del gobierno mexicano. A la llegada de Ana Guevara a la CONADE los atletas tenían la esperanza de que el deporte en México cambiara para bien y no fue así. A muchos atletas se les redujo la cantidad de apoyo económico a $2,000 sin motivo alguno mientras que la amiga de Guevara percibe una beca de $35,000. El Centro Deportivo Olímpico Mexicano anunció que cerrará sus puertas por falta de recursos para brindar alimentos y hospedaje a los atletas.

Los escándalos de corrupción, la reducción del presupuesto, controversias en procesos selectivos los atletas mexicanos buscarán conquistar tierras andinas y demostrar por qué merecen un mayor apoyo por parte del gobierno y dejar en alto el nombre del país.